Castillos históricos y turísticos de Francia

Visitar Francia también ofrece una inmersión cultural e histórica fuerte. Nuestro país tiene un patrimonio arquitectónico excepcional, con sus ciudades y pueblos, sus museos, monumentos y obviamente sus miles de castillos que marcan casi 2000 anos de Historia. Descubre y visita los castillos más bonitos de Francia, desde Paris hasta Provenza Alpes Azul, de Occitania hasta el Valle de Loira, pasando por Auvergne Rhônes-Alpes.

Fortificaciones medievales y palacios del Renacimiento

A lo largo de los siglos, el rol y la arquitectura de los castillos han evolucionado mucho en Francia.

Desde el final del Imperio Romano hasta principios del siglo XVI, los castillos cumplieron un papel defensivo al tiempo que imponían un cierto simbolismo de poder, austero y belicoso. Francia aún cuenta con varios miles de castillos medievales, con murallas y torres almenadas, portones feroces y murallas de varios metros de espesor.

En el siglo XVI, los castillos de Francia adoptaron una cara completamente nueva. Las guerras entre señores ya no se hacían desde el nuevo poder del Estado: ya no era necesario desconfiar del vecino detrás de poderosas murallas. Los castillos se convirtieron en verdaderos palacios con grandes ventanales, rodeados de espléndidos parques y jardines. Los tesoros del Renacimiento se difundieron gracias en particular al rey Francisco I, el iniciador de este grupo de suntuosas residencias conocidas como los castillos del Loira. Algunos castillos, tales como el Castillo de los duques de Bretaña, son una mezcla de arquitectura medieval y renacentista. 

Nuestro tour por los castillos más bellos de Francia te invita a explorar varios siglos de la Historia, desde las fortalezas medievales hasta los palacios renacentistas más encantadores.

Los 10 castillos medievales de Francia más bellos

Entre guerras internas y codicias inglesas e imperiales, el reino de Francia se llenaba de fortalezas. Cada señor, cada ciudad se protegía detrás de altas murallas y vertiginosas torres. Mientras que algunos castillos medievales han sido destruidos o profundamente modificados, otros han sobrevivido a lo largo de la historia y ahora atraen a turistas del mundo entero. Hemos seleccionado para ti diez de las más bellas fortalezas medievales de Francia.

Ciudadela de Carcasona

Ciudadela fortificada de Carcasona

Ubicada en Occitania, entre las ciudades de Toulouse y Montpellier, la ciudadela medieval de Carcasona es uno de los conjuntos fortificados mejor conservados del mundo. Una inmensa obra de restauración, realizada en el siglo XIX por el arquitecto Viollet-le-Duc, permitió salvar la ciudad de una desaparición planificada. Carcasona es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1997 y atrae cada año a varios millones de visitantes. Restaurantes, tiendas, museos, animaciones hacen la visita inolvidable.

Ciudadela medieval de Provins

En la Edad Media, la ciudad acogía las florecientes Ferias de Champaña, que en esa época eran unas de las más famosas de Europa. Numerosos monumentos tales como la Torre César o la Grange aux Dîmes, son evidencia de esta opulencia del antes. La ciudad de 58 monumentos históricos clasificados o inscritos fue declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 2001. A menos de 1h30 de París, atrae cada año a millones de visitantes que vienen a visitar el subterráneo, el Museo de Provins y del Provinois y que asisten a los espectáculos y actividades.

El Mont-Saint-Michel

El Monte Saint Michel, con las torres de su abadía alto en del cielo, no es propiamente hablando una fortaleza. Pero sus murallas, a veces bañadas por las olas, su ambiente particular, con su misticismo evocador y su dimensión medieval incontestable, evocan irremediablemente los castillos más bellos de Francia en la Edad Media. Certificado Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1979, el Mont-Saint-Michel también es un destino turístico imperdible entre Normandía y Bretaña.

Organiza y reserva ahora tu visita del Mont-Saint-Michel.

Castillo de Haut-Koenigsbourg

El "Alto Castillo del Rey" está ubicado en Alsacia, cerca de la frontera entre Francia y Alemania. Profundamente restaurado en el siglo XIX por el Kaiser Guillaume II, domina la llanura de Alsacia con sus torres y murallas. Sus paredes de piedra roja, sus numerosos cuartos y su vista fabulosa explican porque tiene tanto éxito como destino turístico. En efecto, este monumento histórico de Alsacia es un destino cada vez más turístico.

Castillo de Pierrefonds

Este antiguo castillo medieval en ruinas fue completamente restaurado, y parcialmente reconstruido, en el siglo XIX bajo la égida del arquitecto Viollet-le-Duc y por iniciativa del emperador Napoleón III. Este castillo de cuento de hadas, que bordea el bosque de Compiègne, representa el retrato idealizado y romántico del imaginario colectivo de la Edad Media. Clasificado como monumento histórico, seduce a muchos visitantes cada año. Este lugar excepcional será una verdadera pausa agradable durante tus vacaciones.

Castillo de Castelnaud                                               

La fortaleza medieval de Castelnaud, que domina el valle de Dordoña, todavía se enfrenta a la ciudadela rival de Beynac. Sede del Museo de la Guerra de la Edad Media, el monumento se convirtió en un destino turístico esencial en Nueva Aquitania. En la temporada de verano, se organizan muchas actividades.

Castillo de Peyrepertuse

Esta ciudadela del vértigo pertenece a los castillos cátaros, al igual que la ciudad de Carcasona. Fue construida sobre una cresta a 800 metros de altitud. Todavía hoy en día, las ruinas de las paredes de Peyrepertuse parecen confundirse con la roca blanca de la montaña. El castillo tuvo un papel durante la cruzada albigense antes de ser transformado en una fortaleza real. Los más deportistas no se arrepentirán de la subida que lleva a lo que sigue siendo uno de los castillos en ruinas más bellos de Francia.

Castillo de Bonaguil

Situado en el Périgord, una región turística rica en monumentos históricos, el Castillo de Bonaguil merece estar en la lista de los castillos más bellos de Francia. La fortaleza y su capilla están abiertas al público. Talleres y actividades permiten a toda la familia aprender sobre la Edad Media.

Castillo des Baux-de-Provence

El Castillo de Baux-de-Provence, que domina uno de los pueblos más bellos de Francia y ofrece una vista panorámica extraordinaria sobre la cadena de Alpilles, es un destino turístico imperdible en las Bocas del Ródano. Instalaron una ruta segura para los visitantes en las ruinas espectaculares de la antigua residencia de los Señores de Baux. También disfrutarás de la visita del pueblo de Baux-de-Provence, con sus tiendas y restaurantes, y los espectáculos de las “carrières de Lumières”.

Castillo de Guédelon

Para terminar este recorrido por Francia de los castillos más bellos de la Edad Media, te invitamos a visitar Borgoña en el sitio de un castillo medieval en construcción. Iniciado en 1997, el proyecto se está llevando a cabo bajo los ojos del público de acuerdo con los métodos y técnicas medievales. Este proyecto muy serio, supervisado por historiadores, se hizo un importante atractivo turístico con el paso de los años. ¡A los niños y a los padres les encantará!

Los 5 castillos del Renacimiento más bellos de Francia

El Renacimiento legó a las generaciones futuras algunos de los Castillos más bellos de Francia. Son monumentos famosos por su arquitectura renacentista francesa.

Palacio de Versalles

Palacio de Versalles

El rey Luis XIV convirtió este antiguo pabellón de caza en un palacio lujoso, símbolo de su poder. El Palacio de Versalles, a las puertas de Paris, en la linde de un bosque y rodeado por un parque inmenso con senderos y fuentes majestuosas, representa por sí solo la idea de la monarquía absoluta del Rey Sol. La Galería de los Espejos, los apartamentos del rey y de la reina, el Pequeño y el Gran Trianón forman parte de los tesoros arquitectónicos de uno de los edificios más espectaculares del mundo.
¡Organiza ahora tu visita de Versalles desde Paris!

Palacio de Fontainebleau

A unos sesenta kilómetros de París, el Palacio de Fontainebleau fue diseñado bajo órdenes de Francisco I, que apreciaba las tierras ricas en caza del Valle de Bière. El castillo, con sus fachadas características del estilo clásico, alberga también un museo nacional. Visitarás este magnífico castillo, testigo de la Historia de Francia, de las obras que contiene y de su arquitectura. Si te queda tiempo, podrás continuar tu visita de Fontainebleau con un paseo por los jardines.

Visita el Palacio de Fontainebleau ahora reservando tu tour.

Palacio del Louvre

Antes de ser el Museo del Louvre, uno de los mas prestigiosos del mundo, el monumento era un palacio real en el corazón de la ciudad de París. El Palacio del Louvre, de estilo Renacimiento, clásico y neoclásico, forma indudablemente parte de los palacios mas bellos del Renacimiento de Francia.

Palacio de Vaux-le-Vicomte

Nicolas Fouquet, superintendente de las finanzas de Luis XIV, hizo construir el Palacio de Vaux-le-Vicomte para evidenciar su éxito… Firmó su sentencia de muerte! El Rey Sol, envidioso del lujo en el cual había sido acogido y sospechando desvió de fondos, arresto y condeno a Nicolas Fouquet por malversaciones. 

Hoy en día, el palacio que inspiró Versalles sigue siendo uno de los castillos más bellos de Francia. Participa a una visita de Vaux-le-Vicomte desde Paris y sumérgete durante unas horas en la época del Renacimiento. Reserva tu tour de Vaux-le-Vicomte

Palacio de Chantilly

El dominio de Chantilly, rodeado de un parque de 115 hectáreas, alberga los tesoros de un gran príncipe del siglo XIX, Enrique de Orleans, duque de Aumale. A apenas 30 minutos de Paris, vete a descubrir el Palacio de Chantilly, visita las grandes caballerizas, deambula por los parques y jardines y asiste a los espectáculos ecuestres. Numerosas exposiciones enriquecen las colecciones permanentes de este monumento histórico de Francia: cuadros, obras de arte, mobiliario…

Los 6 castillos más bellos del Valle del Loira

Los castillos del Loire (chateaux de la Loire), conjunto arquitectónico único en el mundo, merecen su propia lista. Te proponemos descubrir unos de los castillos más bonitos ubicados en los departamentos del Loira, de Indre, Maine y Cher. Podrás planear una ruta de los Castillos del Loira, desde Saumur al Castillo de Sully-sur-Loire.

Castillo de Chambord

La visita de Chambord no se puede perder durante una excursión por la ruta de los castillos del Loira. El castillo querido por Francisco I, con su escalera de doble hélice, es uno de los primeros y más llamativos ejemplos de la llegada del Renacimiento a Francia. Chambord, que forma parte de los castillos más bellos de Francia, está rodeado de un entorno verde también increíble. En sus bosques se pueden observar jabalíes y ciervos, aves y pequeños animales.

Castillo de Chenonceau

El castillo de las Damas, que cruza elegantemente el rio del Cher, forma parte de los tesoros más inestimables de la arquitectura del Valle del Loira. Apreciarás la visita del castillo de Chenonceau, uno de los más hermosos de Francia, deambularás por los jardines a la francesa que dominan el rio e irás a perderte en el laberinto vegetal escondido en el centro del bosque.

Castillo de Cheverny

¡Quítale sus dos alas y tendrás el vivo retrato del castillo de Moulinsart, la residencia de Tintín y del capitán Haddock! De hecho, el héroe del cómic ocupa un lugar de honor gracias a una exposición permanente. Más allá del guiño, la visita de Cheverny te abre las puertas de uno de los palacios franceses del Renacimiento mas hermosos, con sus piezas ricamente amuebladas y sus jardines a la francesa.

Castillo de Amboise

Dominando el Loira, el castillo real de Amboise seduce por su particular fisonomía, que combina armoniosamente los restos de la ciudadela medieval con el elegante refinamiento del Renacimiento. Está ubicado a menos de unos 40min de la ciudad de Tours. La colección de mobiliario gótico, el encanto turístico de la ciudad de Blois y la elegancia de las fachadas contribuyen al éxito de este castillo. ¡La visita del Castillo de Amboise es imperdible! Muy cerca del castillo de Amboise está el del Clos-Lucé, que fue la residencia del famoso Leonardo da Vinci durante varios años.

Castillo de Villandry

Los jardines, mantenidos con cuidado durante todo el año por una multitud de jardineros, son el principal atractivo del Castillo de Villandry. Los parterres de diseño geométrico albergan flores, arbustos, plantas de todos los colores y formas. Los jardines por sí solos merecen una visita de Villandry, cuyo castillo, con su arquitectura discreta y elegante, añade un toque de romanticismo en telón de fondo. A menos de 20 minutos de coche del Castillo de Villandry, encontrarás el Castillo de Azay-le-Rideau, bordeado por el río Indre. 

Castillo de Blois

Esta residencia real acogió a numerosos soberanos durante el Renacimiento. En las orillas del río Loira, el castillo de Blois evidencia armoniosamente la evolución de los estilos arquitectónicos de la Edad Media a la época clásica.  La visita del Castillo de Blois también es una oportunidad de descubrir las colecciones del Musée des Beaux-Arts que alberga.

Turismo entre historia y patrimonio

Los castillos de Francia cuentan entre los monumentos más apreciados por los turistas. Visitar una antigua fortaleza o un palacio ofrece un verdadero viaje en el pasado. ¡Garantía de cambio de aire y de placer!

Esta lista de los castillos más bellos no es exhaustiva y muchas otras residencias históricas merecen tu atención, cerca de París y en toda Francia. Mientras muchos se puedan visitar, algunas residencias históricas abren sus puertas para una estancia más larga. En vez de un hotel, reservar una habitación en una propiedad de lujo, en una casa solariega o en un palacio, te permite experimentar una estancia verdaderamente encantadora en el corazón de la Historia. Te recomendamos planear una estancia mínima de dos o tres días para disfrutar al máximo.