EUR

Langue

Devise

EUR- Euro
ARS- Peso Argentino
AUD- Australian Dollar
BRL- Real Brasileiro
GBP- English Sterling Pound
CAD- Canadian Dollar
CNY- 元人民币
HKD- Hong-Kong Dollar
JPY- 日本円
MXN- Peso Mexicano
CHF- Franc suisse
USD- US Dollar

Diferentes estancias y obras en el interior de los castillos

Los castillos del Loira han tenido la suerte de tener propietarios que querían vivir en las residencias más bellas que pudieran existir.  Así, convirtieron cada uno de estos edificios en auténticos joyeros para albergar obras de arte, tanto en la decoración como en el mobiliario. Desde los elementos ornamentales góticos hasta los tapices, cada elemento ha sido diseñado para ser admirado.

Escalera de doble hélice

La escalera de doble hélice del castillo de Chambord fue construida siguiendo los bocetos de Leonardo da Vinci, que residía en el Clos Lucé. Al contrario de lo que a veces podemos leer, Leonardo da Vinci no llevó a cabo la construcción de la escalera.

{{widget type="multiproducts/catalog_product_widget_multiproducts" template="widget/category_silo_products.phtml" ids="{599}{969}"}}

También es conocida como la escalera mágica de Chambord. La proeza técnica de esta escalera reside en el hecho de que, en realidad, son dos escaleras.  Como resultado de una ilusión óptica, tenemos la impresión de que solo hay una. En cambio, dos personas pueden subir y bajar sin cruzarse.

La habitación de las Cinco Reinas

En 1535, Francisco I adquirió el castillo de Chenonceau, pero no realizó ningún trabajo de reforma en la residencia. El castillo de las Damas, como también se le conoce, fue durante un tiempo la residencia de Catalina de Médici, quien emprendió varios trabajos para embellecer el castillo y acondicionar los jardines. Una de las estancias de Chenonceau recibe el nombre de la «habitación de las Cinco Reinas» y está dedicada a las hijas y las nueras de Catalina de Médici, quienes también llegaron a ser reinas.  El escudo de armas de cada una de ellas está presente en la habitación para recordar este homenaje.

Los aposentos del rey en el castillo de Cheverny

El Renacimiento fue también un periodo de redescubrimiento de los mitos grecorromanos, en los que se inspira el arte decorativo de la época. Por tanto, no es extraño encontrar referencias mitológicas en un país que, sin embargo, era muy católico.

Los monarcas se identificaban con los grandes héroes de la mitología.  Por ejemplo, en los aposentos del rey del castillo de Cheverny hay un tapiz que ilustra las hazañas de Ulises.

{{widget type="multiproducts/catalog_product_widget_multiproducts" template="widget/category_silo_products.phtml" ids="{493}{405}"}}

Los castillos del Loira son de por sí auténticas obras de arte y su visita puede durar varias horas.  Aunque te interesen los grandes cuadros y las suntuosas estancias, no olvides observar los detalles que sin duda te revelarán algunos secretos.