Memorial de Caen: tiempo de visita y salas de visita obligada

Excursiones en Normandía A partir de 229,00 € Más información

Está a punto de traspasar las puertas de un lugar histórico de visita obligada durante su paso por Normandía. Pero, ¿cuánto tiempo debería dedicarle a este memorial para descubrir las exposiciones y salas o para disfrutar de todos los tesoros que ofrece este lugar? En PARISCityVISION le ayudamos a preparar su visita.

Esta visita debe calcularse en horas

El Memorial de Caen es un espacio inmenso: el recinto cuenta con 14 000 m², distribuidos en varios niveles, y un parque de 35 hectáreas que alberga esculturas, antiguos búnkeres, monumentos... Una visita de una o dos horas no es suficiente para impregnarse de la inmensa riqueza del lugar.

Si no dispone de mucho tiempo para visitar el Memorial de Caen, le aconsejamos que se centre en los recorridos escenográficos que más le interesen:

 

  • La Segunda Guerra Mundial
  • El desembarco de Normandía
  • La Guerra Fría

 

En caso de no disponer de mucho tiempo, le recomendamos que dé prioridad a las salas destinadas a la Segunda Guerra Mundial, que constituyen la apuesta más interesante de un museo a todas luces admirable. Las salas sobre el desembarco destacan el carácter totalmente excepcional de una operación de extraordinaria envergadura. También puede comenzar por la Guerra Fría si este tema le resulta más interesante.

Tiempo recomendado para visitar el museo: un día

Este memorial no es un simple museo para hacer una visita rápida. En una jornada entera conseguirá sumergirse en sus colecciones de extraordinaria calidad y disfrutar de todos los estímulos sensoriales a los que se verá expuesto.

Además de los grandes espacios escenográficos abiertos al público, también tendrá tiempo para visitar el jardín y el búnker subterráneo, un antiguo centro de operaciones alemán situado en el parque.

Durante la mayor parte del año, el memorial está abierto entre las 9:00 y las 19:00. Le aconsejamos que comience su visita a la hora de apertura para poder aprovechar el tiempo de forma satisfactoria, a su ritmo y sin prisa. Los restaurantes y cantinas ofrecen sándwiches, raciones y bebidas.

.