Galletas rosas y otras especialidades de Reims

Excursiones a Reims Champagne A partir de 145,00 € Más información

En Champaña, las tradiciones culinarias son tan deliciosas que cuesta renunciar a ellas. Entre ellas se encuentra la galleta rosa de Reims. Se cuenta que se servía a los comensales de Luis XVI. Desde entonces, han seguido haciendo las delicias de los champañeses, tanto mojadas en champán como en riquísimas tartas.

© Inra dist en Flickr

Una especialidad centenaria

Una galleta es una torta que se cuece dos veces. Disfrutamos de la famosa galleta rosa de Reims desde finales del siglo XVII. Después del champán, es la especialidad más conocida de la región. El motivo de teñirlas de ese color rosa tan característico era ocultar las manchas negras residuales del extracto de vainilla después de la cocción. A pesar de su sabor, el efecto moteado de estas galletas crujientes y blancas no era demasiado apreciado. Por tanto, era necesario teñirlas de rosa con carmín.

La galleta rosa de Reims se puede comer sola o como ingrediente en algún plato cocinado. Los cocineros las emplean mucho para confeccionar tartas. Sin embargo, la forma más habitual de consumirlas es mojándolas en una copa de champán o en un vaso de vino tinto.

La Maison Fossier

Con una receta que ha permanecido inalterada desde el renacimiento, la Maison Fossier es la única galletería que sigue elaborando las galletas rosas de Reims. Además, es la galletería más antigua de Francia. Este establecimiento de lujo también elabora macarrones franceses y pan de especias.

Las otras especialidades champañesas

Antes de pasar a los postres, ¡hablemos de los platos regionales más apreciados de Reims y sus alrededores!

La morcilla blanca de Rethel

Se toma como plato principal o como aperitivo, y su sabor marida perfectamente con el champán. A diferencia de otras morcillas blancas, esta se elabora únicamente con carne de cerdo blanca y su receta no incluye miga de pan. De esta forma, se obtiene una morcilla sabrosa y untuosa.

El jamón de Reims

Este fiambre se sirve frío. Se trata de un jamón de molde deshuesado que se elabora con trozos de paleta y de paletilla de cerdo. De aspecto amarmolado, es un alimento apreciado como aperitivo cortado en cubos o como acompañamiento de una ensalada.

Las especialidades culinarias de la región de Reims se pueden degustar desde los entrantes hasta el postre. ¡No olvide acompañarlos con una buena botella de champán!

Si desea alegrar aún más a sus papillas gustativas, visite BonnesAdressesRemoises.fr, donde se comparten buenos planes y los gustos del autor entre especialidades y lugares de interés de Reims.