Los 10 lugares más románticos de París

Si París atrae a parejas de todo el mundo, algún motivo habrá. La ciudad, siempre bohemia y caótica, ofrece multitud de posibilidades para perderse, además de numerosos lugares románticos a los que acudir en pareja. Tanto si sois unos literatos, amantes de las puestas de sol o de carácter bucólico, no faltan los oasis de tranquilidad para dos, perfectos tanto para contaros secretos como para declaraciones de amor épicas. No lo pienses más y trae a tu ser amado para conquistarlo como si fuese el primer día, tanto por San Valentín como cualquier otro momento del año.

El muro de los "Te quiero"

Montmartre es el barrio romántico de París por antonomasia. Su pasado artístico y sus cuestecillas son el marco ideal para un paseo dados de la mano y acabar en el parque Jehan Rictus des Abbesses frente al "El muro de los Te quiero" (Mur des je t’aime), una instalación de Frédéric Baron y Claire Kito que reúne la más hermosa de todas las declaraciones caligrafiada en todos los idiomas. Es la ocasión perfecta para declararte en más de 300 idiomas y dialectos en un entorno idílico rodeado de cerezos, laureles y rosales centenarios.

Dirección: Parque Jehan Rictus, Abbesses, 75018 París.

La librería "Shakespeare & Company"

Esta librería inglesa ubicada en el V distrito es el lugar perfecto al que llevar a tu media naranja una tarde de lluvia. Refugio de literatos, viajeros y autores desde los años 50, esta coqueta librería tan inusual representa en realidad un verdadero concepto romántico: allí podemos disfrutar del placer de leer, acomodarnos en uno de sus asientos de terciopelo o en un vetusto sofá de piel resquebrajada, tocar el piano, escribir a máquina apasionados poemas y cartas de amor e incluso pasar la noche a cambio de unas horas de voluntariado durante el día.

No es casualidad que los escritores de la beat generation hicieran de él su refugio en los años 50 ni que la librería apareciese en varias películas románticas, empezando por Antes del atardecer y Medianoche en París. Más que una tiendecilla de libros es toda una oda a la literatura y al París bohemio.

Dirección: Rue de la Bûcherie, 37, 75005 París.

El museo de la vida romántica

Es en este palacete del IX distrito de París donde el pintor Ary Scheffer recibía en el siglo XIX a sus amigos artistas. Delacroix, Chopin y Dickens cruzaron sus floridos callejones, sus salones, su estudio y su romántico jardín. Este lugar alberga hoy el Musée de la vie romantique, una recreación del contexto histórico de la época en el que se muestran objetos familiares que pertenecieron a Georges Sand, quien también solía frecuentar la casa. En la planta baja encontrarás muebles, cuadros y joyas por todas partes que resuenan en las obras de la época romántica expuestas en la primera planta. Con frecuencia se celebran exposiciones temporales y conciertos en este ambiente delicado y añejo. Si hace buen tiempo, podéis hacer una parada en el jardín para tomar el té.

Dirección: Rue Chaptal, 16, 75009 París.

París desde lo alto

¿Qué hay más romántico que admirar desde las alturas la ciudad de la luz al caer la noche? El bar The 7th, posado en la azotea del Terrass Hotel de Montmartre, ofrece una vista panorámica de los tejados de París, tanto desde la zona interior a través de la cristalera como desde su preciosa terraza. Este es el lugar perfecto para tomar un cóctel en un ambiente íntimo; por ejemplo, un Passionnément hecho con bourbon, sirope de fruta de la pasión y limón verde, y admirar la noche caer sobre los Inválidos, la Torre Eiffel, el Grand Palais, etc.

Dirección: Rue Joseph de Maistre, 12-14, 75018 París.

Sitio web oficial : https://www.terrass-hotel.com/

Los Jardines de Luxemburgo

illas de hierro de este jardín parisino se hayan convertido en un icono. Son perfectas para conversar y contemplar las fuentes y los jardines de estilo inglés. Además, los días de mejor tiempo son el lugar de encuentro favorito de los amantes parisinos. No tengas miedo de cambiarlas de sitio para dar con el punto que más te convenza y acercarte a la fuente Médici para contemplar en ella el reflejo del mármol de Galatea y Acis enlazados.

Dirección: VI distrito de París.

El cementerio de Père-Lachaise

© Christophe Noël

Aunque pasar una cita romántica en un cementerio pueda parecer extraño, son pocos los lugares que atraen a tantas parejas de enamorados de París como el cementerio de Père-Lachaise. Puede que su tamaño y sus miles de árboles basten para que resulte un lugar agradable por el que pasear, pero son sobre todo los grandes nombres que allí descansan los que hacen de él un enclave romántico imprescindible. Guillaume Apollinaire, cuyos Poèmes à Lou revelaron una insondable elocuencia amorosa; Marcel Proust, que tan bien describió las dudas del corazón; Simone Signoret e Yves Montand, que yacen juntos, y otros tantos nombres míticos: Balzac, Colette, Gustave Doré, Alfred de Musset, Edith Piaf e incluso Jim Morrison. Visitar el Père-Lachaise es sinónimo de descubrir nombres ocultos bajo el musgo, imaginar vidas pasadas, sus amores, sus aventuras y sus celos, y abrazarse y hacerse la firme promesa de disfrutar de la vida.

Dirección: Rue du Repos, 16, 75020 París

Musée des arts forains

Alojado en una antigua bodega de vino del barrio de Bercy, el Musée des arts forains es un lugar único que reúne tiovivos y artículos de feria en más de 8000 m². A pesar de que este espacio está destinado sobre todo para acoger grandes eventos, también se puede concertar una visita privada y disfrutar en exclusiva de esta recreación de la fiesta en las ferias, de montar en un tiovivo de la época y visitar en pareja el teatro verde o los salones venecianos. Todos ellos son motivos para pasar una hora y media sin apenas darse cuenta en un universo onírico y colorido que parece haber salido de una novela concebida solo para vosotros.

Dirección: Avenue des Terroirs de France, 53, 75012 París.

Reservas por teléfono en el 01 43 40 16 22.

El río Sena

Aunque pueda sonar a estereotipo, un crucero por el Sena sigue siendo uno de las formas más hermosas de descubrir París. También es una manera cómoda de disfrutar de la ciudad cuando no hay mucho tiempo, y saborear al mismo tiempo un delicioso almuerzo tradicional francés a nuestro paso por los principales monumentos: la Torre Eiffel, el puente de Alejandro III, Notre Dame, el Grand Palais, etc. ¡Si optas por un crucero con cena, podrás admirarlos con su preciosa iluminación! Incluso para los parisinos es una oportunidad fantástica para descubrir la ciudad de la luz desde otro punto de vista y disfrutar de una noche romántica y de evasión para dos.

Salidas desde Port de Solférino, 75007 París, junto al museo de Orsay.

Reservas por teléfono en el 01 43 43 40 30.

Sur un arbre perché: un restaurante de cuento de hadas

En El barón rampante, el escritor Italo Calvino cuenta la historia de un joven que no quería bajarse de las ramas de un árbol; algo que bien os puede suceder a vosotros después de disfrutar de una cena encaramados a un árbol: un acogedor restaurante donde podéis pedir los platos desde un columpio o una cabaña. Un ambiente ideal para una cita en total intimidad en un establecimiento con un menú exquisito y un servicio impecable que ha recibido varias veces la distinción francesa de Maître restaurateur.

Dirección: Rue du 4 Septembre, 1, 75002 París.

Reservas por teléfono en el 01 42 96 97 01.

El mirador de Buttes-Chaumont

No hace falta cenar en un restaurante como ese para disfrutar de una vista impresionante de la capital. Vuestra paciencia y el valor necesario para ascender los 173 escalones del mirador de Buttes-Chaumont serán muy bien recompensados por la vista del XIX distrito y, más alejados, de Montmartre y la Torre Eiffel. Y cuando hayáis recuperado el aliento, no habrá nada más que vosotros dos sobre vuestra isla en medio de la vegetación del parque separados del mundo por una pasarela de madera y en vuestro templete a 30 metros de altura. ¿No os parece perfecto?