Horarios de la Torre Eiffel

Excursiones con la Torre Eiffel A partir de 43,00 € Más información

Horarios de la Torre Eiffel: horas de apertura y afluencia de público Aunque pueda parecer que el monumento más famoso de París no cierra nunca, es mejor conocer bien los horarios de la Torre Eiffel para evitar posibles decepciones y esperas demasiado largas, y poderle sacar el máximo partido a su visita.

¿Cuáles son los horarios de la Torre Eiffel?

Subir a la Torre Eiffel es un momento mágico, independientemente de la hora y la época del año que elija para hacerlo. Por este motivo, el horario de apertura abarca gran parte del día e incluso de la noche. Cada una de las opciones ofrece diferentes ventajas y diversas perspectivas. Tanto si se trata de su primera visita al monumento como si es ya un veterano, cada ocasión de ascender a “la dama de hierro” francesa provoca siempre un maravilloso efecto sin igual. Aquí tiene toda la información sobre los horarios de la Torre Eiffel para que pueda organizar su visita.

Horarios de apertura según la época del año

La Torre Eiffel es el emblema de la ciudad de París y una de las atracciones turísticas más visitadas del mundo. Para hacer frente a la gran afluencia de público que recibe y poder acoger al mayor número posible de visitantes, abre todo el año y cuenta con una amplia franja horaria. Los horarios de apertura son:

  • De 9:00 a medianoche, desde mediados de junio hasta principios de septiembre. 
  • De 9:30 a 23:00, el resto del año (y hasta medianoche el fin de semana de Semana Santa y demás puentes de primavera).

¿Es mejor visitar la Torre Eiffel de día o de noche?

Cada visita es una experiencia única, independientemente de la hora y la época del año elegida para hacerlo. En cada visita, descubrirá un nuevo punto de vista que le brindará sensaciones cargadas de emoción. De hecho, cada una de las franjas horarias ofrece diferentes atractivos y le permite elegir las horas de visita que más se adapten a sus necesidades y estado de ánimo.

Las visitas diurnas son perfectas para disfrutar de las vistas y, en especial, la vista panorámica desde el segundo piso, donde podrá admirar el horizonte hasta una distancia de 85 kilómetros a la redonda con tiempo despejado. Desde semejante altura, se pueden ver numerosos monumentos y lugares de interés turístico de París, como los Campos Elíseos, el Arco del Triunfo, la Catedral de Notre Dame, el Museo del Louvre, el Sacré Cœur, el barrio de La Défense o incluso la Madeleine y el edificio del Hôtel de Ville… Además, es un observatorio idóneo para orientarse en París, tener una visión de conjunto de la ciudad y apreciar, con un solo vistazo, toda la riqueza arquitectónica de la capital. Cuando el cielo está despejado, y si las condiciones meteorológicas lo permiten, se puede incluso llegar a ver el bosque de Compiègne, las colinas de Saint-Cloud y el bosque de Fontainebleau.

Por tanto, si lo que desea es disfrutar de la panorámica o hacer fotos con París como telón de fondo, siempre será preferible optar por una visita diurna. En invierno, además, recomendamos evitar las visitas nocturnas si no es muy amigo del frío, ya que las temperaturas suelen ser mayores en lo alto de la torre que al pie del monumento.

En cuanto a la noche, el espectáculo está garantizado gracias a la iluminación de la Torre Eiffel, cuyo sistema, alimentado por 336 proyectores, proyecta una luz perfectamente visible desde el segundo piso de la torre, debido a la forma curva de su estructura. Los característicos destellos que la recorren durante los 5 primeros minutos de cada hora a partir del atardecer y hasta la 1 de la mañana, dotan al conjunto de un instante de magia totalmente única, sin olvidarnos de los espectáculos luminotécnicos que se realizan en ocasiones especiales, como conmemoraciones nacionales, copas del mundo, etc. Los horarios nocturnos de la Torre Eiffel permiten también admirar la iluminación de la ciudad y sus monumentos, como la de la Catedral de Notre Dame o la del palacio del Louvre. Los días antes de Navidad, el espectáculo es digno de admiración, con sus instalaciones especiales, como la lluvia de estrellas fugaces sobre los 400 árboles de los Campos Elíseos que se proyectó en 2016. Entre todas estas opciones, no debemos olvidarnos de que también la puesta de sol ofrece una experiencia única y un momento de romanticismo inigualable.

Horarios sujetos a excepciones de seguridad

Por motivos de seguridad y, en especial, por los relacionados con determinadas condiciones meteorológicas o elevados niveles de afluencia, el acceso y los horarios de visita a la Torre Eiffel pueden verse limitados temporalmente. Podría limitarse el acceso al segundo piso en caso de fuertes vientos o tormentas e, incluso, por una afluencia de público particularmente elevada. Del mismo modo, en algunas ocasiones se prohíbe el acceso al público a determinadas partes del monumento por motivos de seguridad.

Por último, si desea evitar las horas de mayor afluencia y no cuenta con una entrada anticipada, nuestra recomendación es que visite la Torre Eiffel a primera hora de la mañana o al final del día.

Para más informaciones sobre las perturbaciones en los transportes, te invitamos a leer la siguiente página