Trazado y estaciones de la línea 5 del metro de París

Excursiones en París A partir de 59,00 € Más información

Desde Bobigny, al norte de la capital en la aglomeración parisina, esta línea emblemática del metro parisino conecta la plaza de Italia pasando por las estaciones de Austerlitz, del Este y del Norte.

Contrariamente a la línea 4, cruza el Sena por un viaducto metálico de Austerlitz construido por la empresa Eiffel. En 1985, el trazado se prolongó hasta Bobigny para comunicar con la periferia y facilitar los desplazamientos en metro en París intramuros.

En la actualidad, y después de algunas obras de acondicionamiento, la línea 5 tiene unos 15 kilómetros y un total de 23 estaciones.

Lista completa de estaciones de la línea 5


El trazado de la línea 5 de París, modificado varias veces, tiene 23 estaciones y está muy bien conectada con la red de transporte público parisino con numerosas correspondencias con el RER, el metro y el tranvía.

Bobigny – Pablo Picasso: correspondencia con el T1
Bobigny Pantin – Raymond Queneau
Eglise de Pantin Hoche
Porte de Pantin
Ourcq
Laumière
Jaurès: correspondencia con las líneas 2 y 7bis
République: correspondencia con las líneas 2 y 7
Gare du Nord: correspondencia con la línea 4, RER B, D y E y con el autobús que enlaza con el aeropuerto Charles de Gaulle.
Gare de l’Est: correspondencia con las líneas 4 y 7
Jacques Bonsergent
République: correspondencia con las líneas 3, 8, 9, 11
Oberkampf: correspondencia con el metro 9
Richard-Lenoir
Bréguet-Lenoir
Bréguet-Sabin
Bastille: correspondencia con metro 1 y 8
Quai de la râpée
Gare d’Austerlitz: correspondencia con la línea 10 y RER C
Saint-Marcel
Campo-Formio
Place d’Italie: correspondencia con los trazados 6 y 7 

Monumentos accesibles desde la línea 5

La estación Porte de Pantin le permite acceder al parque de la Villette, una inmensa extensión vegetal que permite escapar por un rato del ajetreo urbano de la ciudad. En la Halle de la Villette se organizan eventos regularmente.

Un poco más lejos, desde la estación Ourcq se accede al canal del mismo nombre. En verano se organizan actividades para toda la familia. También puede recorrer el canal a pie, en bicicleta o en barca para llegar al parque Bergère o al estanque de la Villette.

Por su parte, la parada Laumière comunica con el parque de Buttes-Chaumont. Un lugar ideal para organizar un pícnic o un paseo el domingo por la mañana.
Si baja en la estación Jaurès podrá disfrutar de la tranquilidad y del ambiente agradable del estanque de la Villette.

La estación Jacques Bonsergent comunica con el mercado cubierto Saint Martin, un lugar de culto a la gastronomía en el interior de un edificio de estilo Baltard.
Por último, desde la parada République se accede a la histórica plaza de la República y a su célebre estatua de bronce que representa a Marianne.
La línea 5 del metro parisino también le lleva a la sala de espectáculos Bataclan o al circo de invierno donde actúan grandes compañías circenses y artistas. Para llegar hasta allí debe bajar en la estación Oberkampf.

Un poco más al norte, la plaza de la Bastilla está comunicada por la línea 5 a través de la estación del mismo nombre. A solo unos minutos de allí puede acercarse a la suntuosa Place des Vosges. Conocida por su diseño de planta cuadrada y por haber sido lugar de residencia de varias personalidades procedentes del mundo del espectáculo o de la política, es uno de los lugares imprescindibles para quieren deseen impregnarse de toda la elegancia de la capital. Por último, pocas estaciones antes del fin de línea, la parada Gare d’Austerlitz le permitirá llegar fácilmente al Jardín de las plantas.

Estaciones de metro destacadas de la línea 5

Algunas de las estaciones de la línea 5 presentan elementos decorativos destacados.

Por ejemplo, la estación Ourq expone una escultura realizada por Thierry Grave. Esta obra, realizada en madera de tilo, representa la articulación de un animal ficticio.
Si utiliza la línea 5 de metro hasta Jaurès podrá acceder a la parte aérea del metro. Esta estación está construida con una estructura metálica que recuerda el estilo de Gustave Eiffel.

Por último, la estación Bastille representa distintas etapas de la toma de la Bastilla en forma de mosaico. También cuenta con cimientos de los muros de la antigua prisión de la bastilla. Estos vestigios se descubrieron durante la construcción de la línea en 1905. Para recordar la historia de la mítica plaza de la Bastilla, en la estación se exponen vistas de la antigua fortaleza de la prisión.

Así, la línea 5 del metro le llevará de un extremo a otro de la ciudad pasando por numerosos parques, auténticos pulmones verdes del centro de la ciudad, y por algunos lugares históricos. Menos frecuentada que otras líneas, como por ejemplo la 1 y la 4, puede resultar una buena alternativa para llegar hasta los lugares turísticos con los que comunica.