Museo de Orsay: grandes obras de arte, pinturas

Visita del Museo de Orsay A partir de 34,00 € Más información

Pronto pasará unas vacaciones en París y desea aprovechar la estancia para visitar el Museo de Orsay. Descubra el Museo de Orsay y las obras de arte imprescindibles de un establecimiento que alberga la mayor colección de pinturas relacionadas con las corrientes impresionista y posimpresionista. Hemos seleccionado para usted algunas de las principales obras maestras del museo, clasificadas por artistas. Hemos optado por presentarle a tres artistas, cada uno de ellos con tres obras, para descubrir el museo a través de nueve pinturas imprescindibles.

Obras de arte de Gustave Courbet expuestas en el Museo de Orsay

Gustave Courbet, cabeza de serie de la corriente realista, es autor de numerosas pinturas, algunas de las cuales se encuentran entre las más famosas y reproducidas del mundo. La colección de obras de arte del Museo de Orsay tiene la suerte de contener algunos de sus más grandes lienzos.

El Origen del Mundo

Sin duda, uno de los cuadros más conocidos del maestro. Esta pintura de un desnudo, centrada en el sexo y el vientre de una mujer, agitó profundamente a la sociedad del siglo XIX y hasta el siglo XX no fue expuesta y presentada al gran público.

Una obra de arte magistral, que le espera en el Museo de Orsay y procede de una reflexión y un planteamiento iconoclasta profundos.

El taller del pintor

Este imponente óleo sobre tela, de cerca de 6 metros de ancho, presenta al propio artista en su taller, en proceso de pintar una modelo desnuda. Tras una escena de apariencia banal se oculta un fuerte simbolismo, que recuerda al Juicio Final: el artista está en el centro del cuadro y pinta a toda la sociedad, de clase alta o baja, desnudando la grandeza y la miseria.

Entierro en Ornans

Esta pintura monumental, elaborada entre 1849 y 1850, se aleja de los códigos entonces vigentes en la pintura histórica para reflejar una escena de la vida corriente, en lugar de un gran acontecimiento histórico, bíblico o mitológico. En torno a la tumba se hallan personajes de destinos y oficios diversos, que Courbet reúne en un evento banal, si bien rico en emociones: la desaparición de un ser humano.

Pinturas y obras de arte de Claude Monet

Aunque el artista cuenta con un museo dedicado a él en Giverny, donde pueden visitarse la casa de Monet y su taller, el Museo de Orsay alberga también algunos de sus más bellos lienzos.

La calle Montorgueil

Se trata de un cuadro festivo, pintado con ocasión de la fiesta nacional, que Claude Monet nos ofreció para la clausura de la Exposición universal. Esta pintura, fortuita, se inspiró en el movimiento de las banderas que flotaban al viento. Una obra de arte no muy conocida de Monet, pero que seduce por su composición y sus colores vivos.

El puente de Argenteuil

Más que el puente en sí mismo, o que los barcos que figuran en primer plano, fascina al espectador el trabajo de la luz sobre las ondas que animan el plano del agua. Esta obra, pintada en 1874, demuestra el virtuosismo de este maestro del impresionismo.

La estación Saint-Lazare

En el siglo XIX, el ferrocarril encarnaba cierta idea de libertad y progreso técnico. Gracias al tren es fácil desplazarse y viajar y, para los pintores, salir de su taller e instalarse en un lugar para pintar nuevos temas y paisajes. No son uno sino doce los lienzos que Claude Monet dedicó a la estación Saint Lazare.

Auguste Renoir

Al cruzar las puertas del Museo de Orsay, podrá también descubrir algunas obras imprescindibles del gran Auguste Renoir, uno de los grandes nombres del movimiento impresionista.

Las Bañistas

Este cuadro, creado tras la Primera Guerra Mundial, se inscribe en una serie de pinturas que giran en torno al tema predilecto de Renoir: el desnudo al aire libre. Halla su inspiración en obras de artistas tales como Rubens o Tiziano.

Baile en el Moulin de la Galette

Se trata de una escena de la vida diaria que Renoir quiso plasmar con sus pinceles. Este lienzo, que data de 1876, representa una tarde de ocio en Montmartre, en el Moulin de la Galette.

Más allá del trabajo con la luz, esta obra destaca por los personajes que aparecen en ella: el escritor Georges Rivière y los pintores Norbert Gœneutte y Franc-Lamy forman parte de la pintura.

Jóvenes tocando el piano

El cuadro Jóvenes tocando el piano, insignia del período nacarado del artista, se cuenta sin duda entre las más bellas obras de arte expuestas en el Museo de Orsay. Esta pintura contribuyó al reconocimiento y la notoriedad de Auguste Renoir.

Hay muchas otras obras de arte que descubrir en el Museo de Orsay

Estos nuevos cuadros no pueden, por sí solos, resumir toda la riqueza de las colecciones de este prestigioso establecimiento, auténtica institución de la vida cultural francesa y europea. Al visitar la antigua estación de Orsay, podrá contemplar obras de artistas tan conocidos como Paul Cézanne, Vincent Van Gogh, Paul Gauguin o incluso Edouard Manet. ¡Y estos no son más que algunos nombres de tantos otros genios de la pintura cuyas obras están presentes en el Museo de Orsay! 

Planee dedicar varias horas a su visita; se rendirá ante el encanto de numerosos lienzos. Entre las muchas telas, descubra Arearea de Gauguin, La habitación de Van Gogh o El ajenjo de Edgar Degas... Tantas obras de arte como visiones de la pintura y del mundo, que se proyectan a través de los años y las estaciones. Podrá también contemplar esculturas de excepción, como La puerta del infierno, de Auguste Rodin.

.

Información de COVID-19: Nuestros tours y actividades no se realizan desde el 1 de octubre al 25 de diciembre. Pueden ser reservados en línea ahora para fechas posteriores. Haga clic AQUI para saber más sobre las medidas de salud implementadas y las respuestas a las preguntas más frecuentes.