La historia del cabaret Moulin Rouge

Excursiones al Moulin Rouge A partir de 145,00 € Más información

El Moulin Rouge ha atravesado varios periodos. A veces cabaret de noches locas, otras teatro y cine e incluso escenario de music-hall con bailarinas saliendo de tartas... La leyenda del Moulin Rouge se ha forjado a lo largo de los años. Aunque este cabaret parisino es tremendamente conocido, el público en general desconoce algunas partes de su historia. Desde hace más de 120 años, el Moulin Rouge es uno de los centros de Montmartre. Te presentaremos brevemente la historia de este monumento parisino que recibe la visita de más de 600.000 personas cada año.

Los primeros espectáculos del cancán francés

El cabaret Moulin Rouge fue fundado en 1889 por Joseph Oller (1839-1922) y Charles Zidler (1831-1897). La intención de los fundadores de este cabaret, inaugurado el 10 de octubre al pie de la colina de Montmartre, era crear un lugar dedicado al entretenimiento para un público diverso. Gracias a su ubicación en un barrio de moda como el 18.º distrito de París, todavía una zona rural en aquella época, el cabaret cobró fama rápidamente sirviendo de inspiración a artistas conocidos internacionalmente, como Henri de Toulouse-Lautrec o Auguste Renoir.

Durante los primeros años del Moulin Rouge se fueron sucediendo noches de fiesta en las que corría el champán y actuaban famosas bailarinas. En esta época nació la célebre cuadrilla que conocemos como el «cancán francés». El establecimiento servía bebidas mientras los invitados disfrutaban del espectáculo o bailaban en la pista instalada para ello. Con una arquitectura poco convencional y una decoración extravagante, que incluía un elefante en el jardín, el Moulin Rouge no podía sino atraer a una sociedad con ganas de diversión.

Un teatro de gran éxito

Tras el incendio de 1915 que destruyó el Moulin Rouge, el cabaret no se reconstruyó hasta 10 años más tarde. En aquella época, la actriz, cantante y bailarina Mistinguett pasó a ser la codirectora del cabaret para dejar su impronta en el lugar. Esta estrella de la Revue Mistinguett (1925) fue también directora de los talleres de costura. Sus canciones como Ça, c'est Paris! o Il m'a vue nue son una parte inseparable de la historia del Moulin Rouge, al igual que On m'suit cantada con Jean Gabin.

Cuando Mistinguett dejó el Moulin Rouge, el teatro, que disponía de 1.500 asientos, fue transformado en club de baile durante la Segunda Guerra Mundial. Fue una época en la que el lugar perdió todo su esplendor a pesar de la actuación de Édith Piaf e Yves Montand en 1944.

El renacimiento del Moulin Rouge

En los años cincuenta se llevaron a cabo obras de reforma en el Moulin Rouge. Georges France, que impulsó la reforma, inauguró en 1951 el nuevo cabaret en presencia del presidente de la República Francesa, Vincent Auriol. Se trataba de devolver al lugar su espíritu de cabaret en el que el público se divertía con revistas espectaculares formadas por artistas de extraordinario talento. Esta nueva vida comenzó acompañada de un espectáculo en el que actuaban, entre otros, Charles Trenet, Charles Aznavour y Bourvil.

El Moulin Rouge en la actualidad

Los espectáculos conocidos como revistas se suceden en el cabaret parisino. Estas grandes obras divididas en varios cuadros pueden disfrutarse degustando una cena gourmet. Actualmente, la revista Féerie y sus 80 artistas animan las noches del Moulin Rouge a través de cuadros que reconstruyen particularmente su historia. Para disfrutar de una velada en el cabaret se deberá reservar Moulin Rouge entradas con antelación, pero la espera se olvida rápidamente al cenar en esta espléndida sala marcada por la historia y frecuentada por tantos artistas.